De Interes

Por: Equipo psicosocial, programa Prevención

La pandemia de la COVID-19 nos ha obligado a practicar el distanciamiento social y la permanencia en casa como medida de protección. Queremos que el ambiente en el hogar sea seguro, respetuoso, inclusivo y lleno de amor, y que haya un buen acompañamiento a todos los niños, niñas y adolescentes. Por eso, te dejamos unos tips que fortalecerán su crianza y los vínculos afectivo dentro de la familia.

Dedícales una parte de tu día para compartir actividades divertidas. Para hacerlo, utilicen juegos, canciones, relatos, dibujos y acciones que los entretengan y les genere entusiasmo.

Utiliza tu creatividad para inventar cosas nuevas con los materiales que tengas en casa. Pueden hacer origami, un karaoke, jugar a decir trabalenguas, retos de adivinanzas o mímica. Preparen una coreografía, organicen una búsqueda del tesoro o invéntense una canción… ¡Pon a volar tu imaginación!

Presta atención siempre a lo que te quieren mostrar. Los niños y niñas necesitan de la mirada de los padres; por eso suelen insistir con frases como: “Mira lo que hice”, “mira como me salió”. Ese acompañamiento les ayuda a crecer y a sentirse más seguros de sí mismos.

Pídeles que esperen un poco cuando no puedas atenderlos inmediatamente. Entender que no se puede todo cuando ellos lo requieren es fundamental, le da al niño o la niña las herramientas para frenar y ponerle un límite a sus propios impulsos.

Utiliza frases amorosas como “Espera un momento, hija”, “ahora no se puede hijo”, “mamá está trabajando”.

Ten una comunicación asertiva y un diálogo constante con ellos para que sientan tu acompañamiento. Es probable que los niños y niñas se muestren más inquietos, angustiados y ansiosos en este aislamiento.  Para eso, practica la escucha activa, no los interrumpas, no los juzgues y sé empático con sus emociones.

Aprovecha este tiempo para fortalecer los vínculos, tradiciones y el rol de cada miembro del hogar. Pueden contar historias y cuentos en familia acompañados de imágenes o antiguas fotos familiares. Puedes aprovechar también para hacer un árbol genealógico o acompañar y motivar a que los niños y las niñas escriban o dibujen su propia historia.

También les puedes enseñar tus juegos de la infancia, de tus padres y abuelos, permitiendo evocar aquellas tradiciones, dinámicas y momentos que se vivieron en familia. ¡Tiempo de recordar y volver a ser niños!

Resalta positivamente los logros de tus hijos e hijas y recuerda mantener las rutinas y los buenos hábitos en casa. Pueden tener una libreta o cartelera donde escriban al día las cosas que hizo bien y al final de la semana pueden leer lo que hicieron. Esto permite que reconozcan lo que hicieron y sigan motivados a mejorar cada día.

Es probable que nunca tengamos la oportunidad de pasar tanto tiempo juntos. Aprovecha la oportunidad para fortalecer tu relación con tus hijos e hijas, conocerlos aún más y pasar momentos inolvidables, de forma que esta época sea recordada como un tiempo de unión familiar.

Redes
Dejar un comentario

Back to top